BIENVENIDO

BIENVENIDO
ABBA PADRE

José Pilar Quezada Valdès -sentado a la izquierda- y Agustín Caloca Cortés -Sentado a la derecha- alumnos en el Seminario de Guadalajaraa
... "en la Iglesia conviven asnos, mulos y machos cabríos, algunos tan salvajes que se sienten deseos de matarlos, pero no es posible porque 'el Amo quiere recibirlos todos en buen estado'."
El Cura de Torcy a su colega de Ambricourt, en: "Diario de un Cura Rural", de Bernanos.

martes, 3 de julio de 2012

PROCESO DE RESTAURACION DE LA PRECIOSA IMAGEN DE NUESTRA SEÑORA DEL CARMEN EN EL BARRIO DEL HUESO, EN EL CENTRO DE ACAPULCO


PROCESO DE RESTAURACION DE LA PRECIOSA IMAGEN
DE NUESTRA SEÑORA DEL CARMEN
EN LA PARROQUIA DEL BARRIO DEL HUESO.
Maestro Jesús Carranza Martínez.
         Nuestra Señora del Carmen está elaborada a la vieja manera de hacer figuras religiosas desde hace muchos siglos. Técnica que llegó a la República Mexicana del país de España.
         La técnica se llama “Estofado” y se utiliza para la imitación de telas y brocados en las vestiduras. El origen del nombre, se dice se encuentra derivado de la palabra italiana “stoffa” cuyo significado es tela rica. Esta técnica se define como la policromía (forma de pintar o decorar las esculturas en maderas finas y otros elementos utilizando colores combinados) de pan de oro o pan de plata (hoja de oro, hoja de plata) y se realiza sobre hoja metálica; que consiste en aplicar una hoja monocroma (un solo color) de pintura al temple de huevo sobre una superficie dorada o plateada y después rayar la superficie elucida, levantando la capa de pigmento que hay sobre la hoja metálica.
         Su belleza de la figura consiste en la forma que fue realizada y su trabajo de dorado y desde luego su antigüedad.
         Al llevarse a cabo su restauración, se tomó en consideración un previo estudio de los materiales y su estado de deterioro que había en ella. Encontrándose: hongo, moho, polvo y fisuras en la yesería de la figura; así como también algunas partes deterioradas de la hoja de oro, que en lo general se sigue conservando en condiciones buenas.
         Por el manejo delicado de la hoja de oro se quitó el polvo y se restauró las partes afectadas por la humedad y el descuido del manejo de la figura, cabe resaltar que con anterioridad José A. Ximénez había puesto pintura dorada con alto contenido en cobre, que el tiempo y la humedad hizo oscurecer en las partes recubiertas.
         Todo esto se le quitó minuciosamente dejando otra vez la hoja de oro en desgaste al descubierto y se le aplicó polvo de oro de buena calidad con resina acrílica para su conservación y no hubo necesidad de cambiar por completo hojas de oro.
         Se le aplicó una resanada con imprimatura y gesso en las ranuras y en las partes dañadas.
         En el caso de la policromía, se aplicó en toda la figura pintura acrílica de la marca Politec, en la capa, en el velo y en la carnación de la figura.
         Al final de la restauración en la hoja de oro se le dio una pulida y embellecida a todo el estofado.
Se hizo la limpieza de los ojos de la figura de Nuestra Señora del Carmen y el Niño Jesús. Quizá por un error del restaurador anterior pintaron o pintó una línea color negro dentro del ojo para dar la impresión mirada piadosa a la Virgen, creo que valió la pena limpiar el fondo y quitar esa línea negra. Ahora la Virgen tiene una mirada más limpia y clara en sus ojos (ojos de vidrio), y sus retinas color miel. Bajo ese mismo proceso los ojos del Niño Jesús también se limpiaron y ahora podemos apreciar más claridad en el color negro de sus retinas.
Así mismo se definieron las uñas de los dedos de las manos y de los pies en ambos.
Para finalizar, se escribió una nota, atrás de la peana que en forma de nube sostiene a la Virgen:
“Adquirida en 1950.
Primer retoque 6 de Junio-7 de Julio 1967 por José A. Ximénez. Xochimilco, D. F.
Párroco Víctor Herrera Flores.
Segundo retoque 19 de Mayo-9 de Junio 2012.
Por Jesús Carranza Martínez.
Párroco Juan Carlos Flores Rivas”.

No hay comentarios: